Correr un maratón

Errores de los runers: hacerlo todo demasiado pronto

Para cualquier corredor, un plan de entrenamiento es una parte fundamental para progresar de forma planificada, específica y sostenible. Sin embargo, al tratar un plan de entrenamiento como una lápida sagrada, algunos corredores pueden acabar intentando meter a la fuerza clavijas cuadradas en agujeros redondos. Obsesionarse con completar un plan al pie de la letra puede llevar a ignorar el hecho de que las cosas no están funcionando o de que te diriges hacia una lesión.

Ser flexible. Adopta un enfoque adaptativo en tu planificación. Por supuesto, ten una visión general a largo plazo, pero considera la posibilidad de planificar los detalles de tu entrenamiento de dos a tres semanas a la vez para permitirte aplicar lo que estás aprendiendo a tu plan. Adáptate a cómo te sientes y a las tensiones de la vida en general.

Control running
Mujer corriendo