La compañía estadounidense The Joseph Company ha creado latas para bebidas que se enfrían solas. Con el nombre comercial de Chill-Can (algo así como “enfríalata”) han empezado a vender café como una experiencia piloto en quince establecimientos de Los Ángeles pertenecientes a la cadena 7-Eleven.

El mecanismo consiste en un depósito de CO2 que está en la base de la lata y que se libera girando la base. Al liberarse el gas, la temperatura se reduce en unos 16 grados en un máximo de 90 segundos. El sistema aumenta el peso de la lata en unos 150 gramos y, por supuesto, multiplica en precio del envase sencillo, lo que a la postre, duplica el precio de venta de la unidad.

La primera bebida puesta a la venta en este novedoso envase se llama Fizzics Sparkling Cold Brew Coffee, simplemente una bebida fría de café aunque desde 7-Eleven afirman que como la tecnología de auto-enfriado para las latas de bebidas es tan novedosa, querían hacer el lanzamiento con un nuevo producto para remarcar la originalidad del envase.

Ya veremos si prospera y si llega a los supermercados con otras marcas de bebidas y productos tradicionales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here