Probablemente has pensado mucho en elegir tus zapatillas de deporte, pero ¿qué pasa con tus calcetines? Pasan por tantos kilómetros y pasos como sus compañeros de suela más visibles, y pueden hacer o deshacer tu comodidad en una carrera.

Algunas personas nunca piensan en sus calcetines para correr, mientras que otros probablemente lo piensan demasiado. Aquí hay algunas consideraciones que te ayudarán a encontrar los calcetines adecuados para ti.

Si sus calcetines actuales funcionan, quédate con ellos

¿Tus pies se sienten bien durante y después de cada carrera? Si es así, no cambies nada, incluso si el dependiente de la tienda de deportes insiste en que hay una tecnología de calcetines de vanguardia que te estás perdiendo.

Sólo ten en cuenta que tus necesidades pueden cambiar. Si compras calcetines de algodón baratos en paquete de seis y han sido buenos para carreras cortas en buen tiempo con tus zapatillas favoritas, eso es genial por ahora. Pero tal vez algún día empieces a entrenar para un maratón y te salgan ampollas en tus carreras largas. Cuando eso suceda, ha llegado la hora de cabiar de calcetines.

Los calcetines para correr normalmente se ajustan mejor

Los calcetines normales son una especie de saco en el que metes el pie. Los calcetines para correr, por el contrario, están hechos para que se ajusten con precisión a tus pies. A veces vienen en pares, uno ajustado a tu pie izquierdo y el otro a tu derecho.

Suelen ser más delgados que los calcetines normales y se abrazan los pies, por lo que es menos probable que se arruguen o se salgan de su sitio mientras se corre.

Los calcetines para correr reducen las rozaduras

El ajuste de los calcetines para correr se combina con un material más delgado y costuras planas para ayudar a evitar las ampollas. La tela suele ser más resbaladiza que un calcetín de algodón estándar, lo que significa que es más probable que cualquier fricción se produzca entre el calcetín y el zapato que entre el calcetín y el pie. La tela a menudo ayuda a absorber el sudor, reduciendo aún más la posibilidad de que se formen ampollas.

Los calcetines para correr en invierno son cálidos y delgados al mismo tiempo

Cuando el clima se enfría, la lana o los calcetines aislantes pueden ayudar a mantener los pies calientes. El tipo de calcetines gruesos y cálidos que se usan en las botas de nieve generalmente no caben en las zapatillas para correr, pero un calcetín para correr hecho para el invierno puede mantener los pies calientes a la vez que es lo suficientemente delgado para caber en la zapatilla.

Eso es importante porque los calcetines gruesos multiplican todos los problemas relacionados con los calcetines que hemos discutido. Los calcetines para correr hechos para el invierno pueden ser delgados o gruesos, pero siempre se ajustarán bien y serán menos propensos a las ampollas que un calcetín estándar equivalente.

Una vez que encuentres tus calcetines perfectos para correr, compra varios pares. Lo bueno de los calcetines de lana, si te gustan, es que pueden usarse varias veces sin apestar.

Si piensas que la lana es incómoda y áspera, definitivamente deberías buscar un poco más sobre el tema en Internet. Los calcetines de lana hechos para correr son unos de los mejores calcetines que existen, así que si aún no los has usado, pruébalos (aunque, como casi todo lo relacionado con el running avanzado, no son baratos).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here