¿Y si pudieras tomarte una pastilla y superaras al instante tu tristeza y fueras feliz instantáneamente? ¿O qué tal la pócima para alegrarse de Harry Potter? Ninguna de esas cosas existe realmente, por supuesto, pero hay algunos alimentos que contienen suplementos que han demostrado en ensayos clínicos que mejoran tu estado de ánimo. Es posible que no puedas tomar una píldora mágica que te alegre al instante, pero definitivamente puedes comer algunos de estos alimentos con el fin de combatir la tristeza, aliviar la ansiedad, o simplemente mejorar tu estado de ánimo cuando tienes un mal día.

1. Fresas

Esto es lo que probablemente no sabías sobre la fruta que hace que nuestros pasteles sean tan deliciosos. Las fresas no sólo contienen vitamina C, que se ha demostrado que mejora el estado de ánimo, sino que también te proporciona el tan necesario potasio, que ayuda a la generación de células nerviosas y ayuda a regular todos los demás minerales que metes en tu cuerpo.

2. Salmón

Vale, no a todo el mundo le gusta el pescado. Pero para los que sí, el salmón está repleto de cosas buenas para tu cuerpo. Por ejemplo, contiene ácidos grasos omega-3 y vitamina D, que ayudan a liberar serotonina, la hormona del bienestar. Un estudio de cinco años de duración demostró que las personas con depresión estaban tristes o enfadadas con menos frecuencia si incluían en su dieta pescado graso como el salmón tres veces por semana. Así que, añade algo de salmón a tus menús y puede que descubras que tu tristeza disminuye.

3. Girasol

Ah, el girasol. Es una planta tan hermosa, que crece en los jardines y patios de todo el país y protagoniza juegos como Plants vs. Zombies. Pero esas pipas que puedes encontrar en casi cualquier sitio contienen todo tipo de beneficios. Dos de ellas son el selenio y el magnesio. Se supone que ambos suplementos te dan un subidón de emociones positivas. Además, los aminoácidos de los girasoles ayudan a aumentar la serotonina, de la que hablamos antes.

4. Yogur

Algunas mujeres pasan por severos cambios de humor cuando es «ese momento del mes». Pero se ha demostrado que el yogur disminuye la depresión, la tristeza, el llanto y la irritabilidad durante el síndrome premenstrual. Esto se debe al calcio que contiene el yogur. Una dieta que contiene alrededor de 1.300 mg de yogur hizo que las mujeres del estudio se sintieran mejor porque una taza de yogur contiene más de 400 mg de calcio. Dos tazas de yogur te darán la cantidad diaria recomendada, y el resto lo obtendrás de otras fuentes. Así que el yogur puede ser lo que te anime cuando te sientas mal. Además, está delicioso.

5. Nueces

Las nueces tienen un montón de antioxidantes y Omega 3, así como un suplemento estabilizador del estado de ánimo llamado magnesio. Los Omega 3 aumentan el estado de ánimo y el magnesio lo mantiene estable. Un estudio demostró que quienes tienen una deficiencia de magnesio (combinada con demasiado calcio) presentan signos de depresión que incluyen problemas para dormir, estar irritados y sufrir una ansiedad extrema. Así que, puedes comer nueces solas, o puedes ponerlas en una ensalada o en un montón de otros alimentos.

6. Tomates cherry

Los tomates cherry contienen cantidades siginificativas del antioxidante licopeno. El licopeno es excelente para tu salud mental porque reduce la inflamación del cerebro. La inflamación es la respuesta del cuerpo a una enfermedad o toxina y algunos expertos creen que también conduce a los síntomas de la depresión. Así que, ¿qué tienes que perder? Prepara una ensalada con algunos tomates cherry y comprueba si te sientes mejor después.

7. Palomitas de maíz

Así es, tu aperitivo favorito del cine está repleto de carbohidratos, que provocan un importante aumento de los niveles de serotonina. Eso nos hace felices y mejora nuestro estado de ánimo, ayudándonos a relajarnos. Por desgracia, los carbohidratos también pueden provocar un aumento de peso si los comes en exceso. La buena noticia es que hay carbohidratos que no te van a impedir entrar en ese traje de baño. Quieres carbohidratos que sean bajos en azúcar y que tengan mucha fibra. Puedes obtener esos carbohidratos de la fruta y las verduras y de los cereales integrales, incluyendo -lo has adivinado- las palomitas de maíz.

8. Orégano

Ya conoces el orégano. Es esa especia que le pones a la pizza, a los espaguetis y a algunos otros alimentos, pero comer más de él te permitirá impregnarte de ácido cafeico, ácido rosmarínico y quercetina. Se ha demostrado que estos tres suplementos ayudan con la depresión. También se supone que ayudan con la ansiedad y te dan energía.

9. Plátanos

Bien, monos. Asegúrese de comerse sus plátanos. Son ricos en potasio que te da energía, así como en magnesio del que hablamos antes. También contienen vitamina B6 que es un suplemento que necesitas para la creación de los neurotransmisores como la tan discutida serotonina así como la dopamina. Estas son sustancias químicas directamente responsables de tu felicidad y energía.

10. Huevos

Ya has oído los anuncios. El increíble huevo comestible. Es cierto: los huevos contienen tantas bondades que deberías hacer de su consumo una prioridad. Los huevos contienen zinc, ácidos grasos omega-3, proteínas y yodo. Ah, y no olvidemos que los huevos contienen las proteínas que necesitas. Realmente es un alimento increíble porque todas estas cosas ayudan a combatir la tristeza de alguna manera y son buenas para ayudar a aumentar la actividad cerebral y darte un impulso de energía

11. Pavo

El siguiente elemento de nuestra lista es el pavo. ¿Sabes cuando comes pavo te sientes somnoliento y satisfecho? Resulta que el pavo contiene triptófano que es un sedante suave y produce niacina y serotonina, ambos mejorarán tu estado de ánimo.

12. Ostras

Las ostras no sólo ayudan con la ansiedad debido al zinc que contienen y que actúa como estabilizador del estado de ánimo, sino que también son afrodisíacas (o eso dicen) 🙂 , creando sentimientos de atracción y amor en algunas personas. El zinc es importante para tu cuerpo porque si te estresas, tus niveles de zinc bajan, así que come algunas ostras y mejora tu estado de ánimo. Después, puede que te apetezca encontrar a tu pareja… o no.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here