Un resplandor interior, una vitalidad duradera, una fuerza continua: ¿qué le viene a la mente cuando piensa en una alimentación que aumente su energía? Podría definirse como equilibrio, autoconciencia y, lo que es más importante, tener el conocimiento necesario para entender cómo ayudar a mi propio cuerpo. Y llevarlo a cabo, claro. O, dicho de otro modo, comer para alcanzar el bienestar, lo que incluye tomar decisiones de estilo de vida y dietéticas que aumenten mi energía.

Los alimentos son un medio eficaz para mejorar la energía personal de forma natural y sostenible. A continuación tienes tres alimentos revitalizantes que puedes consumir regularmente para estar radiante todo el día y volver a sentir la alegría de vivir.

Proteínas de origen vegetal

Dado que el cuerpo humano produce energía a nivel celular, obtener un suministro adecuado de minerales, proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas, aminoácidos y fitonutrientes es crucial para llevar una vida sana y resistente. Además de su variada cantidad de compuestos energéticos, las humildes legumbres y las ricas ensaladas también pueden ser primordiales para proporcionar al cuerpo una gran variedad de nutrientes, fibra y, sí, la proteína que necesita.

Cuando se trata de fuentes de proteínas de origen vegetal, la variedad es fundamental para obtener los nueve aminoácidos esenciales y apoyar la producción de energía celular.

Además de las legumbres, los cereales integrales, el germen de trigo o la soja, los germinados se han puesto bastante de moda últimamente. Es probable que los hayas probado en una ensalada, bocadillo o canapé. Se trata de los brotes de diferentes tipos de semillas (se pueden germinar muchos tipos de semillas, desde las lentejas hasta el cebollino). Contienen vitaminas, sales minerales, aminoácidos y proteínas. Son una verdadera fuente de vitalidad, baja en calorías y refrescante que no debería faltar en tu dieta.

Chocolate negro

Considerado como uno de los mejores alimentos funcionales, el chocolate negro en el desayuno tiene un montón de efectos positivos para promover los niveles de energía y la felicidad interior en general. Los flavonoides del chocolate, que protegen el corazón, se asocian a un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares, a una mejor función cognitiva, a la homeostasis de la glucosa y a una menor inflamación intestinal, entre otros posibles beneficios.

Aparte de tomarlo por puro placer, como una simple onza, también se puede preparar como copos de avena con chocolate caliente, trufas de chocolate negro o como batido de cacao.

Frutas y verduras

Repletas de nutrientes, coloridas e inmensamente diversas, ¿qué no se puede amar y celebrar de los regalos comestibles de la naturaleza? Incluir una gran cantidad de frutas y verduras en mi dieta me permite dar a mi cuerpo la mezcla adecuada de nutrientes que producen energía y que necesita.

Aunque las posibilidades culinarias son infinitas, puedes optar por la fruta fresca para un sabroso tentempié de mediodía o un rápido bocado para el trabajo desde casa. Las ensaladas son un mundo abierto de posibilidades aunque deberías tener en cuenta que:

  • es preferible usar productos de temporada, que suelen estar producidos en zonas cercanas y antes de llegar a tu mesa reciben menos tratamientos industriales para su conservación y transporte
  • una ensalada no es un contenedor en el que puedas añadir cualquier cosa, especialmente si se trata de ingredientes muy grasos; una ensalada con una latita de atún en aceite, por ejemplo, deja de ser un tentempié y se convierte en un plato principal muy nutritivo (y delicioso)

En resumen.

Encontrar los mejores alimentos para mantener la energía es un viaje de exploración y curiosidad por el poder de la nutrición en constante evolución. Aunque las frutas, las verduras, el chocolate negro y las fuentes de proteína de origen vegetal son algunos de mis alimentos favoritos para mantener la energía, es esencial encontrar alimentos que funcionen para ti.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here