El golpe de calor

Europa Press

"El golpe de calor, típico en la época estival, provoca deterioro del nivel de conciencia, desde somnolencia hasta coma, aunque algunos casos presenten confusión o agitación", afirmó el doctor Nicolás García, especialista del departamento de Medicina Interna de la Clínica Universitaria de Navarra. Los síntomas que pueden hacer sospechar que se está ante un golpe de calor son la aparición de mareos, debilidad, escalofríos, palidez y náuseas.

Ancianos, niños y enfermos, sobre todo aquellos que padecen del corazón, son los que tienen mayor riesgo de sufrir con el exceso de calor. En algunos casos puede incluso acarrear la muerte de la persona. Según el doctor Nicolás García, "una de las primeras medidas que deben adoptar quienes padecen del corazón es protegerse del calor, saliendo a la calle en las horas más frescas del día y procurando que la ropa sea ligera".

Las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde, cuando la temperatura es menor, son también el mejor momento para el ejercicio físico que los enfermos de corazón deben realizar diariamente por prescripción médica. "Especial cuidado deben tener los pacientes hipertensos y valvulares, que toman diuréticos habitualmente, ya que con el calor se pierden aún más líquidos y electrolitos a través del sudor. Estos pacientes deben controlar esa pérdida, procurando no sudar excesivamente y cuidar muy bien la rehidratación, bebiendo líquidos, como mínimo litro y medio diario".

El deterioro lógico que padecen los ancianos favorece la aparición del "golpe de calor". "La edad avanzada -señala el especialista de la Clínica Universitaria- reduce la capacidad para hacer frente a las altas temperaturas, especialmente si se encuentran en lugares poco ventilados. En estas situaciones, los mecanismos del sudor se alteran y el organismo no pierde calor lo que puede provocar un daño cardíaco, renal, hepático y pulmonar".

Según el doctor García también los niños son más vulnerables al calor por "su mayor superficie corporal y menor madurez de los mecanismos que regulan la temperatura corporal". De todas formas cualquier persona puede estar expuesta a sufrir un golpe de calor, y en esta época es frecuente observarlo en deportistas que no han cuidado su hidratación.

El especialista expone algunos consejos: 1) Evitar realizar ejercicios físicos sin entrenamiento adecuado en horas de máximo calor y humedad, especialmente si se ingieren estimulantes, fármacos y alcohol; 2) Evitar en general la exposición al calor y la falta de ventilación; 3) Llevar ropa ligera y holgada, de fibra natural. La fibra artificial evita la evaporación; 4) Ingerir abundantes líquidos para favorecer la sudación, siempre que no exista contraindicación médica para ello; 5) Bañarse, ducharse o refrescarse con agua templada o no excesivamente fría cuantas más veces mejor durante el día; 6) Si se está en cama por razones de enfermedad, procurar la máxima circulación del aire mediante ventiladores, acondicionamiento del aire, si es posible, y refrescarse continuamente con agua; 7) No ingerir excesivamente alcohol. Abstenerse de todo tipo de drogas y estimulantes; 8) Si una persona muestra síntomas de extrema fatiga, llevarla inmediatamente a un centro hospitalario.

Vídeos sobre Golpe calor



Otros articulos
Diferencias hombres mujeres
Culpabilidad
Aromaterapia
Alopecia areata estrés
Formas meditación
Gatos Bartonella
Autoperdón errores pasado
Historia tabaco
Miedo dinero
Corazón roto
Ansiedad crisis ataque
Cardio karaticidad
Golpe calor
Autosuperación autocrítica
Robo datos bancarios
Comprar casa
Lectura cuentos
Uso inhalador medicamentos
Alergia latex
Juguetes tóxicos