Seguro que tienes un amigo que presume de que alguna vez ha hecho derrapar su coche y que sabe controlarlo perfectamente.

Si quieres comprobar sus habilidades, una noche podéis ir al parking de un centro comercial, cuando esté totalmente vacio, y allí él te podrá demostrar cómo se controla un coche para hacerlo derrapar, cómo se gira y cómo se hace el giro de ciento ochenta grados que se ve en las películas, cuando el bueno intenta escapar de los malos y sale marcha atrás, dando la vuelta rápidamente.

Es muy importante que te quedes fuera del coche, con el teléfono móvil en la mano, para grabar todas las piruetas de él e inmortalizar sus hazañas. Es posible que tanta habilidad merezca ser subida a las redes sociales y compartida con todos los demás conductores del mundo que jamás hecho nada parecido a un derrape … y menos con tanta soltura, habilidad, brillantez, valentía y eficacia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here