Hacer una fotografía en grupo nunca ha sido sencillo y ahora con la moda de los selfies, esto queda todavía más en evidencia; pero donde realmente se manifiesta toda la complejidad de estas imágenes en en los video-selfies.

De un lado están las propias dificultades técnicas de la fotografía: la composición, la iluminación, el sonido o el movimiento. Todo esto, se consigue superar con la práctica o prestando atención a quienes dominan la especialidad y nos pueden enseñar muchos detalles que su experiencia ha acumulado durante años. En cualquier caso, los móviles modernos tienen un enorme arsenal de recursos técnicos para hacer que nuestros pequeños vídeos de grupo tengan unos resultados mínimamente aceptables.

Por el otro lado están las actitudes y aptitudes de los participantes en el vídeo-selfie: ni todo el mundo tiene las mismas ganas de aparecen en vídeo, ni todo el mundo interpreta igual cuál debería ser el resultado final de la toma, ni todo el mundo, aunque estén de acuerdo en los dos puntos anteriores, tienen la misma predisposición, el mismo talento para aportar algo al vídeo-selfie grupal. No hay nada más frustrante para un vídeo de grupo que alguien que se queda congelado mirando a la cámara mientras los demás interpretan el mejor papel de sus vidas.

Por eso, a veces, como hace esta chica del vídeo es importante saber aplicar técnicas de activación fotogénica inmediata que hacen a todo el mundo participar en la escena.

Juzga tú mismo y, por favor, deja tu opinión abajo en los comentarios.

 

 

4 Comentarios

    • Es que yo creo que la escena es así de divertida porque le sale espontáneamente y lo hace sin pensarlo ni un segundo.

      Por eso es tan tan gracioso el vídeo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here