Desde hace un tiempo vengo recibiendo en mis muchos buzones de email ofertas para imprimir en China de agradables señoritas orientales que ofrecen unos precios inmejorables y garantizan seriedad y rapidez. Como la verdad es que los precios son hasta difíciles de creer, he intentado investigar qué hay detrás de todo esto y, como siempre, la primera en la frente.

De repente la agradable señorita Liu, delicada cual flor de loto, se convierte en Johnny; un chino de Shenzen que escribe en inglés como los indios (“You send original to email, we send print proof one week”)  y cuya máxima capacidad comercial es enviarte cuantas veces necesites el PDF en el que están sus tarifas. Es como hablar con una máquina de café para decirle que lo quieres corto.

Y luego los plazos y la forma de entrega. Es verdad que para ser una imprenta online los precios son muy baratos pero son FOB, siglas inglesas de “free on board” que en el lenguaje del comercio internacional significan que ellos te lo cargan en el barco y ahí terminan su trabajo. Si necesitas una impresión de cierto volumen serás tú el que tenga que designar puerto de entrega (en España la primcipal línea de contenedores llega a Valencia) y agente de aduanas. Luego, cuando pagues los aranceles ya no te hará tanta gracia ni te parecerá tan barato esto de haber trabajado con los chinos.

Finalmente, abres el primer paquete y ¡sorpresa! El plateado metálico de fondo ha sido sustituido por un gris mate que de lejos se ve igual pero no es lo mismo ni parecido. Y ahora vas y buscas a Johnny entre mil trescientos millones de chinos.

Por eso existen en Europa empresas de impresión online y, mira tú que cosas, una de las que más vende en todo el continente es española. Como se ve que esto de las imprentas online es un negocio difícil, mira qué post más curioso se marcan en su blog hablando de que las antiguas imprentas han muerto y nacen nuevas formas de trabajar.

Blog de Liceografico.es

Imprimir ha muerto, vivan las ideas

Éste podría ser el eslogan de Liceo Gráfico. Poco comercial… es verdad; pero muy muy real. Con la llegada del nuevo siglo el sector gráfico cambió para siempre, y nosotros, con él.

Hace unos años comprendimos que el sector gráfico estaba en plena transformación y que imprimir con calidad ya no era suficiente. “Imprimir ha muerto, vivan las ideas”. Ésta pasó a ser nuestra consigna y nos impulsó a apostar por tecnologías y productos innovadores que nos permitieran materializar las ideas de nuestros clientes.

Liceo-Gráfico-Nave

En 2006 Liceo Gráfico era una imprenta tradicional dedicada al mercado local. Aun así, éramos conscientes de la importancia vital de adaptarse a los cambios que se estaban produciendo. Internet y las nuevas tecnologías transformaron las reglas del juego y nos enseñaron que el sector había cambiado para siempre: “Imprimir ha muerto, vivan las ideas”.

Vivan las ideas… y los retos y la innovación y las soluciones

Estaba claro… ya no había vuelta atrás y nos lo jugamos todo a una carta. Ya no se trataba simplemente de imprimir, sino de vivir por y para las ideas. Debíamos desarrollar las nuestras propias y  ser capaces de materializar las ideas de nuestros clientes. Y para ello, había que contar con los recursos necesarios.

Así lo hicimos, y así nos convertimos en uno de los líderes europeos de la impresión online. Con el objeto de ser rápidos, ágiles y transparentes, desarrollamos una de las webs más avanzadas del sector e invertimos en tecnología y maquinaria. Esto nos permitió cubrir un amplio espectro de impresión (offset UV y tradicional, digital, bobina, etc.) y especializarnos en productos y técnicas avanzadas (impresión lenticular, rasca rasca, naipes personalizados, alfombrillas de ratón, posavasos, imanes, gota de resina, etc.).

Pero todo esto, sin ideas… no sirve de nada. El objetivo que nos mueve actualmente es darles a nuestros clientes  la respuesta global a sus necesidades, retos y proyectos. Queremos ser lo primero que les venga a la cabeza cuando tengan una duda… y, por supuesto, cuando tengan una idea. Quizá hoy el eslogan deba cambiar… “Imprimir está más vivo que nunca, gracias a las ideas”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here