Así lo ha anunciado en un comunicado la aerolínea, en el que propone además que las medidas que se acuerden para los colectivos de tierra y tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) “pueden enmarcarse dentro de un acuerdo global de renovación de los convenios colectivos, vencidos el pasado 31 de diciembre”.

Apenas hace cuatro días, el lunes de esta semana, 15 de abril, cuando era la fecha tope para alcanzar un acuerdo, Iberia rechazaba un posible acuerdo con sus TCP y recortará su salario un 18%, echando para atrás los aspectos en los que se había avanzado y terminando la reunión “sorprendentemente” sin acuerdo “por un cambio de criterio de la empresa a última hora”, según refirieron los representantes sindicales.

Según el acuerdo de mediación, Iberia y los tres colectivos debían pactar en un mes las medidas de productividad y, en caso de no llegar a un acuerdo, el recorte salarial de un 7% para el personal de tierra y del 14% para el personal de vuelo -pilotos y TCP- aumentaría ne cuatro puntos porcentuales, pasando a 11% y 18% respectivamente.

pilotos_iberia

Iberia pide a los sindicatos retomar la negociación de las medidas de productividad fuera de plazo

Según fuentes sindicales, la empresa ya aplicaba desde marzo pasado el ajuste salarial adicional del 4%, contempladao por el mediador en caso de que no hubiese acuerdo sobre las medidas para aumentar la productividad, de forma que la compañía, por la vía de la reducción de costes salariales, lograr mejores resultados. Por su parte,el Sepla demandó a Iberia por aplicarle a los pilotos igual recorte adicional enmarcado en el acuerdo de mediación, dado que argumenta que las relaciones sobre estos aspectos con este colectivo deben estar regidas por el laudo arbitral.

Esta denuncia prácticamente coincidió con una eventual ruptura y reanudación del enfrentamiento entre Iberia y sus tripulantes de cabina, según la declaración conjunta realizada este martes por los sindicatos de ese colectivo firmantes del acuerdo –CTA Vuelo, Sitcpla, UGT Vuelo y CCOO Vuelo-, a la que se ha sumado UGT-TCM de handling, en la que advertían de que la compañía no les dejaba otro camino que el conflicto y que harían uso de todos los recursos disponibles, en los que ya trabajaban sus respectivas asesorías jurídicas y que, posiblemente, algo habrá tenido que ver en este nuevo cambio de la empresa.

Aquí no ha pasado nada

La compañía afirma que “para Iberia, el alcanzar acuerdos de productividad es prioritario para garantizar la viabilidad de la empresa y de sus negocios, y se entiende que también es mejor para los propios empleados, cuya rebaja salarial en ese caso sería menor de la que se va a aplicar ahora”.

La compañía ha comunicado por escrito a los sindicatos que, de llegarse a un acuerdo en productividad, la rebaja salarial adicional del 4% dejaría de tener efecto a partir del momento en el que entren en vigor esas medidas de productividad, “lo que sería sin duda una buena noticia para todos”.

Agregan que “la dirección de la empresa va a poner todo su empeño en alcanzar unos acuerdos de productividad necesarios para Iberia y vitales en todos sus negocios. La empresa confía en que los sindicatos acepten esta nueva oportunidad de trabajar por un acuerdo que sería muy positivo para todos y permitiría empezar cuanto antes a construir una Iberia rentable y con futuro, incluido el Sepla, que en el anterior periodo se negó a negociar”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here