Un sistema de control de personal comprende una serie de elementos y procesos que suelen implicar a todos los departamentos de una empresa y que se terminan aplicando a todos los trabajadores y visitantes. Tiene una amplia relación con temas tan diferentes como pueden ser la gestión del personal o de recursos humanos, la prevención de riegos laborales o la asignación de costes dentro de las empresas. Además también ayudan a poder garantizar el estricto cumplimiento de la ley vigente en cuestiones de ley de protección de datos.

control-presenciaY aunque no podemos afirmar que siempre exista la seguridad total ni tampoco un sistema de seguridad totalmente inviolable, sin embargo, sí que es posible conseguir un alto nivel estándar de seguridad así como maximizar todos los aspectos relacionados con el control de accesos y la seguridad para acercarse al máximo al objetivo deseado. Podemos poner el ejemplo de un terminal de fichar, que es el dispositivo básico que sirve como método para gestionar la asistencia del personal a las empresas. En ese sentido, los controles de presencia biométricos son una solución definitiva para el control de acceso y la identificación de los individuos, por lo que los controles de presencia biométricos pueden ayudar en gran medida a las empresas tanto en seguridad como en control del personal y horarios de trabajo.

Esto se debe a que los controles de presencia biométricos hacen un análisis de ciertas características básicas  personales, que difieren de persona a persona, como pueden ser las huellas dactilares, la retina, el iris y la geometría de la mano.

De todas formas, estos sistemas pueden ser usados de diferentes maneras, pero por lo general su funcionamiento suele estar dirigido hacia la verificación o la identificación del personal. En cuanto a la verificación, el funcionamiento es muy sencillo ya que lo que hace es comparar una muestra biométrica con una base de datos, con el fin de ver si alguien es en realidad quién dice ser. Para que la verificación pueda ser considerada un proceso fiable, siempre se recomienda complementar con otros elementos como las tarjetas de identificación personal, nombres de usuarios, contraseñas, etc.

La verificación biométrica se ha convertido en elementos fundamentales del control y la seguridad de los edificios públicos, pero con el tiempo, se ha empezado a emplear en multitud de organizaciones de ámbito privado preocupadas por la seguridad de sus instalaciones comerciales o en el control de la productividad de su fuerza laboral. En el caso de las empresas privadas, como no puede ser de otra manera, es prioritario asegurarse que exclusivamente las personas que trabajan en un sitio, y solo ellas, sean las que realmente ingresen a él. Pero por desgracia, durante mucho tiempo, cualquier persona podía decir ser alguien que no era reamente y acceder a cualquier instalación sin ningún problema. En todo caso, solo era necesario falsificar un carnet de seguridad o un pase de la empresa en cuestión. Incluso se podían presentar situaciones en las que una persona conseguía todos los documentos de otra y haciéndose pasar por ella de forma exitosa en la organización donde pretendía cometer delitos.

Con el uso de controles de presencia biométricos, como los controles de acceso, la persona autorizada a entrar en la instalación deberá estar presente, y nadie más podrá ocupar su puesto. De este modo, un reloj biométrico se convierte en un equipamiento de gran utilidad en cualquier organización, tanto pública como privada, preocupada tanto por la seguridad de sus instalaciones como del control de asistencia de sus plantillas de trabajadores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here