TikTok congela sus planes comerciales en Europa por el fracaso de sus estrategias comerciales

  • Aunque era algo que todos sospechábamos, nadie se atrevía a decirlo: La audiencia de TikTok en Occidente es muy difícil de monetizar. ByteDance había pensado en poner en marcha canales de venta con influencers similares a los que tan bien le funcionan en China, pero los niños europeos de once años no parecen muy interesados en comprar online viajes, electrónica o maquillaje.

A pesar de su éxito de audiencia -ya ha superado los mil millones de usuarios- y del poder viral de muchos de sus contenidos, no todo es triunfo en TikTok. Al menos así lo demuestra el hecho de que estén paralizando sus planes comerciales en Europa.

Ha estado realizando pruebas piloto en el Reino Unido con emisiones en directo de contenidos comerciales en streaming bajo el evento «On Trend» que se han saldado con sonoros fracasos de audiencia y ventas fallidas. Algunos de los tiktokers implicados en dichos eventos se han retirado de tales acciones comerciales para no verse salpicados por el fracaso debido a las bajas audiencias obtenidas.

Mientras tanto, TikTok tenía previsto lanzar Shop, su plataforma de venta online en países como Alemania, España, Francia e Italia, antes de llegar a Estados Unidos en 2023, pero esos planes han quedado en suspenso. Por el momento, la plataforma social se concentra en seguir probando estrategias hasta encontrar una que logre el éxito en el Reino Unido.

¿Te parecen infantiloides las imágenes de influencers chinos recomendando maquillaje mientras la pantalla se llena de corazones rosas? No eres el único: a la gran mayoría de los usuarios occidentales también.

El mercado de consumo chino está bastante atrasado y allí es fácil conseguir ventas multimillonarias con productos tontos mediante una potente promoción online. El temor reverencial de los chinos al poder omnipotente del Partido Comunista hace que la crítica, en general cualquier crítica, esté socialmente mal vista y que se den por buenos productos que en Occidente serían destrozados en cinco minutos en Twitter (censurado en China) y puestos en ridículo en los canales de unboxing de YouTube (censurado en China).

Así que mientras no den con la tecla, no tienen más remedio que seguir limitando sus planes de negocio a China. Allí, los eventos de compra online protagonizados por influencers son un éxito para ByteDance, la empresa china propietaria de TikTok. En China, la versión local de la plataforma, Douyin, ha conseguido convertir estos eventos comerciales en verdaderos éxitos de audiencia y ventas para satisfacción de las marcas, los anunciantes y los propios creadores de contenidos.

O igual es que no hay manera de hacer negocio con ese público.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí