Crónica 2005/Economía.- La economía mundial creció un 4,3% en 2005, con China convertida en cuarta potencia mundial

La UE registró un crecimiento débil mientras el petróleo y el déficit comercial de EEUU marcaron récords

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

La economía mundial creció en torno al 4,3% en 2005, un año marcado en el ámbito macroeconómico por el fuerte incremento de los precios del petróleo y por las negociaciones sobre la liberalización del comercio entre países ricos y pobres, además de por la consolidación de China como cuarta potencia mundial por Producto Interior Bruto (PIB).

Según las últimas previsiones barajadas por el Fondo Monetario Internacional, Estados Unidos ha crecido en 2005 en torno al 3,5%, siete décimas menos que en 2005, mientras que la zona euro ha ralentizado su crecimiento hasta el 1,2%, frente al 2% del año pasado. El PIB de Japón mejoró un 2%, mientras que los países desarrollados de Asia salvo Rusia avanzaron un 9,2%.

Durante el año se consolidó el fuerte crecimiento de China, situado en torno al 9,45%, según la previsión de las propias autoridades del país. Está previsto que al final del presente ejercico tan sólo Estados Unidos, Japón y Alemania cuenten con un PIB superior, pese a que en términos de renta per cápita el gigante asiático queda muy menguado, al situarse en el puesto 121 y al dejar a la luz la existencia de más de cien millones de pobres.

En todo caso, su condición de economía emergente ha marcado el ritmo de algunos de los principales acontecimientos macroeconómicos del año. Su decisión de permitir la fluctuación restringida del yuan en agosto fue recibida con reticencia por Washington, que vio en la medida un gesto insuficiente para resolver el problema de las exportaciones a Estados Unidos de productos chinos a bajo precio.

Precisamente, el desequilibrio comercial entre China y Estados Unidos se convirtió en uno de los mayores quebraderos para la economía norteamericana, cuyo déficit comercial alcanzó niveles récord, de 68.900 millones de dólares en octubre.

Cada uno por su lado, Estados Unidos y la Unión Europea participaron en negociaciones con China acerca de cuotas de exportación de varios productos. Tras expirar el 1 de enero de 2005 el anterior sistema de aranceles, Washington y Bruselas impusieron cuotas de importación a categorías concretas de textiles que rápidamente fueron superadas por el frenético ritmo exportador chino.

DÉBIL CRECIMIENTO EN LA UE.

Mientras Estados Unidos y China registraban un fuerte crecimiento durante 2005, la economía europea tomaba aire y mejoraba sensiblemente su rendimiento en el segundo semestre, a la espera de un 2006 más proclive. Países como España o Irlanda marcaron la diferencia.

En todo caso, la zona euro no logró reponerse de la debilidad y mezcló fracasos políticos como el de la Constitución con cambios políticos en Alemania, apretados ajustes presupuestarios para el periodo 2007-2013 y expectativas de que el año que viene, al menos en las grandes cifras, la economía irá mejor.

La Comisión Europea estima que el crecimiento de la zona euro en 2005 fue de cerca del 1,3%, y que en 2006 mejorará el rendimiento, hasta el 1,9%. Por su parte, el BCE calcula que la inflación aumentó entre el 2,1% y el 2,3%, y espera una horquilla de entre el 1,6% y el 2,6% en 2006.

Tras un primer desacuerdo, la UE logró aprobar bajo Presidencia británica los prespuestos financieros para el periodo 2007-2013, y evitar de esta forma una nueva crisis que, entre otras cosas, hubiera impedido destinar los fondos suficientes para la ampliciación.

MOVIMIENTO DE TIPOS.

El año dejó el primer cambio en los tipos de interés en la zona euro desde junio de 2003, al aplicar el Banco Central Europeo (BCE) la primera subida de los últimos cinco años. El incremento en un cuarto de punto, hasta el 2,25%, supone el comienzo de una nueva política alcista que, según algunos analistas, se detendrá en el 2,5%, mientras que otros prevén incrementos que superen el 3%.

Mientras en la zona euro se discutía la forma de conciliar crecimiento e inflación en economías con rendimiento muy dispar, la Reserva Federal (Fed) ahondaba en su política alcista de tipos al aplicar en 2005 la decimotercera subida consecutiva desde junio de 2004, hasta el 4,25%. Mientras, para 2006 se espera el relevo al frente de la Fed, en el que Ben Bernanke se convertirá en el sustituto de Alan Greenspan.

En Reino Unido, el precio del dinero apenás registró cambios, apenas un leve descenso de cuarto de punto, hasta el 4,5%. Eso sí, este cambio fue el primer desde agosto de 2004, momento en el que los tipos acumulaban cinco incrementos consecutivos, desde el 3,5%, en un intento por controlar la escalada inflacionista provocada, sobre todo, por el fuerte aumento de los precios de la vivienda.

PRECIO DEL PETRÓLEO.

En cada revisión de tipos de los mayores bancos centrales del mundo y en cada perspectiva de crecimiento o inflación, el precio del petróleo tuvo un papel relevante, sobre todo tras el paso del huracán 'Katrina' por Estados Unidos a finales de agosto, cuando el barril de Texas 'sweet light' alcanzó el máximo histórico de 70,80 dólares.

El barril de Brent de Mar del Norte cotizaba en los últimos días del año en torno a 58 dólares, frente a los cerca de 40 dólares con los que comenzó el año, lo que supone un encarecimiento durante 2005 cercano al 45%.

Para compensar el fuerte encarecimiento del crudo y su repercusión en los mercados, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se vio obligada a mejorar su producción y la Agencia Internacional de la Energía (AIE), a liberar reservas de emergencia de crudo.

Tras el paso del 'Katrina', al que seguirían 'Wilma' y 'Rita', los 26 miembros de la AIE movilizaron sus reservas de emergencia de crudo para responder a la petición de Estados Unidos de dos millones de barriles adicionales para garantizar el suministro. En total, la AIE inyectó en el mercado hasta hace apenas unos días 60 millones de barriles de crudo a través de inventarios y de aumento de la producción.

ÚLTIMO INTENTO LIBERALIZADOR.

La Organización Mundial de Comercio (OMC) celebró en diciembre en Hong Kong una reunión crucial para el éxito del proceso liberalizador iniciado en Doha en 2001. Pese a la prisa por encontrar un acuerdo antes de 2007, las 148 delegaciones de países participantes no hayaron solución a los dos asuntos más controvertidos: la agricultura y los servicios.

Tras seis días de negociación y tiras y afloja entre ricos y pobres y, especialmente, entre pobres y una UE poco dispuesta a ceder en política agraria, la OMC aprobó un nuevo marco mundial de regulación de comercio que entrará en vigor a partir de 2006 y que dejó para el futuro la solución de temas más problemáticos.

Los países en desarrollo y los menos favorecidos presionaron a la UE para que eliminara los subsidios a la exportación en 2010, mientras que el Ejecutivo comunitario, que finalmente consiguió alargar este plazo hasta 2013, se resistió a centrar las negociaciones en materia agrícola para vincular las concesiones de la UE en este sector a las cesiones de países en desarrollo en otros ámbitos.

Otras noticias del día 30 de Diciembre de 2005
Buena marcha del sector textil
Rumbo de la Unión Europea
30 años ¡reales! a la sombra
Severo Moto
Evolución del precio del petróleo
Alquiler no declarado
Puntos de venta de tabaco
Tensión entre Rusia y Ucrania
China, potencia económica mundial
Noticias de portada
Ver el archivo de noticias de portada