Florentino Pérez tendrá el miedo metido en el cuerpo al ver que sus galácticos son incapaces de ganar un partido si el rival no sale atemorizado de antemano y cede terreno ante el Madrid para que sus figuras puedan hacer sus filigranas.

Si un equipo sale a jugar, a correr, a disputar los balones, el Real Madrid no tiene nada que hacer porque camacho no ha conseguido en tres meses imponer a sus jugadores un mínimo de disciplina y de sacrificio en bien del equipo. El repaso que le dieron en Alemania no ha servido para nada y las figuras siguen si nsudar.

Al menos queda el consuelo de que en esta liga no todo se acaba en el Real Madid y sí que hay otros equipos con hambre de victoria y que son capaces de sumar a su enorme derroche físico una calidad asombrosa. Pocos serán capaces de girar sobre sí mismos con el balón pegado al pie como Zidane o de sacar en carrera un centro envenenado como los de Beckham (de vender camisetas, ni hablamos) pero todos son capaces de controlar sobriamente la pelota, desplazarla con velocidad y ocupar su posición hasta la extenuación cuando se trata de defender.
Equipos como el Valencia o el Deportivo no están donde están por la cantidad de camisetas que venden sus figuras sino porque corren como leones, son disciplinados, presionan, juegan con velocidad mental y funcionan como un equipo.

El caso del Barcelona está por ver porque Laporta parecía obsesionado con obtener un plantel de “figuras mediáticas” como su admirado Florentino y gastó algún dinero de más en fichajes. Conforme avance la temporada se irá viendo si los futbolistas que han reforzado la plantilla son realmente útiles o quedan todos ensombrecidos en las ausencias de Ronaldinho.

El resto, a lo de siempre, a luchar por una plaza en la UEFA, a hacer un papel digno, algunos a intentar no pder la categoría y a correr, mucho correr.

Moderador

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here