Published On: Sab, Ago 20th, 2005

La piscina de Pedro J.

¡Menuda sorpresa!
Ahora resulta que quien se hace pasar a sí mismo por el más alto defensor de la verdad y desfacedor de entuertos tiene una piscina construida sobre terrenos de dominio público.

Lo propio hubiese sido que mandase a un grupo de reporteros de su propio periódico para denunciar esta usurpación de los bienes públicos por parte de los poderosos. Por supuesto, en cuanto el tirano usurpador intentase tapar el asunto, se deberían sacar testimonios y documentos esclarecedores de cómo los poderosos intentan ponerse al margen de la ley. Y por rizar el rizo, una vez que el escándalo hubiese pasado, un equipo de El Mundo TV debería hacer uno de esos esclarecedores reportajes con cámara oculta en los que el malvado acaba mostrando su lado más perverso. Me imagino una escena de ese documental en la que se ve al propio Pedro J. riéndose de todo.

Vamos a hacer un poco de ejercicio mental; vamos a imaginarnos a escena.
Todo transcurre en la piscina, la madre de todos los escándalos. Hay tres señoras cincuentonas y entradas en carnes recostadas en sus tumbonas y tapándose la cara con pamelas. Al lado, en una mesa con sombrilla tres hombres comentan el tema en tono medio sombrío medio chulesco. Los tres tienen la misma pinta: bañador de boxeador arrugado y camisa desabrochada; con la mano en la que no tiene el Rolex de oro sostienen un whisky con hielo y entre sorbo y sorbo comentan:

– ¿pero tú no sabías que esto estaba hecho en la playa?
– … hummm… bueno, algo de eso me dijo el arquitecto pero también me dijo que no me preocupara que aquí todo el mundo lo hace y no pasa nada y…
– … pues sí pero mira el pollo que te ha montado el Junapug ese o como p….s se llame
– Oye ¿qué sabemos del pájaro ese?
– Bueh… nada, un listillo metido en política… parece que no tiene nada turbio… habría que mirar un hijo suyo que parece que tiene algún problemilla para ver si por ahí le apretamos
– hummm… entonces habrá que tirarse por la política ¿Qué tal si decimos que todo esto es persecución y un castigo contra los paladines de la verdad y todo eso?
– ¿Colará?
– Cosas más grandes ya he colado ¿no?
– Hale, venga… encárgate tú de eso; búscame unos cuantos redactores para engrasar la bola y vamos p”alante.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>