Published On: Vie, Feb 16th, 2007

Las urnas vacias (I)

Otra vez lo mismo de siempre, llegan unas elecciones y los ciudadanos tenemos que ir a las urnas. Resulta que la participación es muy baja (¡qué sorpresa!) y nuestros representantes políticos lo atribuyen a causas rocambolescas. En este caso parece que no hemos ido a votar porque ya sabíamos que iba a salir el “si”. Menos mal que no era verano, en ese caso la causa de la baja participación hubiera sido que los votantes había aprovechado para ir a la playa.

Cualquiera sabe cuales son los motivos de cada uno para no ir a votar pero se deberían tener en cuenta cuestiones más serias, como que “no sabemos de qué va esta historia”. Andalucía como una “realidad nacional” me resulta un poco ajeno.
Yo no soy andaluza y llevo poco tiempo viviendo aqui, pensé que por eso me sentia ajena a un estatuto que no comprendo, cuya razón de ser no se me aparece clara y que parece conducir a Andalucía a una semejanza con comunidades que si se preocupan por cuestiones territoriales, por competencias…
Pero es que parece que no soy la única que siente ajena esta reforma del estatuto, pocos sabemos la razón por la que los partidos políticos más fuertes han unido esfuerzos para proporcionar a Andalucía una entidad y un peso territorial que los andaluces no necesitan, que no han pedido y que, probablemente no resultará fácil de gestionar.

Andalucía, como “realidad nacional” no es un sentimiento andalúz sino de territorios más al norte, de zonas en que tienen cubiertas sus necesidades de centros sanitarios, de buenas carreteras, de comunicaciones fluidas y se preocupan por si son una entidad distinta de la nación a la que pertenecen. El andalúz se siente orgulloso de serlo, de pertenecer a la región del sur de España, a una comunidad a la que ama dentro de un país al que siente que pertenece.

Cuando se plantea una alta abstención no se esta teniendo en cuenta a los que no han votado y el resultado acaba siendo que una minoría, bien concienciada por los partídos políticos a los que se encuentran fielmente adscritos, es la que decide por el resto de la población.

Se asume que los no votantes son unos inconscientes que no asumen responsabilidades o, como diche Chaves en el caso de estas últimas elecciones, “que han hecho un depósito de confianza en los partidos que han apoyado el sí a lo largo de esta campaña”, y digo yo, ¿desde cuándo se confía tanto en los partídos politicos? ¿acaso ahora pensamos que los políticos son honestos y tratan de defender nuestros intereses por encima de todo?

Desinterés, señores, esa es la respuesta para la baja participación. Se esta resolviendo algo que no le importa a nadie más que a los políticos (esos en los que parecemos confiar ciegamente) y el resultado es que menos de un 30% de Andaluces ha decidido que este estatuto es bueno para todos los que vivimos en esta comunidad.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>