Published On: Mie, Nov 28th, 2007

¿Quién se mete conmigo?

Comentemos un poco la última entrega en Irán. Resulta que ahora han manufacturado un nuevo misil con un alcance de 2000 km. Ahí es nada. Para tener a tiro a todo el que les apetezca. Más o menos viene a ser como lanzar un misil en Madrid para que llegue a Viena.

Es lo único que les hace falta. País conflictivo como el que más investigando en armas. Está claro que con el currículum que presenta, no se iban a dedicar a la investigación de una vacuna contra la diabetes, por ejemplo. Si están casi siempre a tortas con alguien, es normal que trabajen en su “futuro”.

Lo malo viene para los demás, que tenemos que aguantar cómo un puñado de dirigentes de poca monta con susceptibilidad 10, se van armando para liarla por cualquier nimiedad de aquí a un puñado de años, meses… o quién sabe cuándo. Dirigentes que, por otra parte, son lo suficientemente inteligentes como para lavarles el coco a sus fieles y que éstos den la cara por ellos donde y cuando corresponda.

En un país donde la educación ocupa un papel casi anecdótico, donde no interesa que la gente sea capaz de reflexionar pos sí misma y donde la pena de muerte se encarga de acallar el más mínimo atisbo de insurgencia ( o aquéllo que éstos entienden por insurgencia), está a la orden del día el ánimo a la violencia y a la intransigencia.

Y es en estas condiciones donde, ver como el uranio enriquecido se manipula con total impunidad (o al menos eso parece), resulta indignante. Si hay ánimo de revancha entre países, que se resuelvan diplomáticamente, y si esto no es posible, que lo resuelvan entre dirigentes.

Ningún civil merece verse involucrado en un conflicto que no le incumbe. Habitualmente, estas diferencias las generan los propios líderes de estado en defensa de su orgullo y cabezonería personal. Pero las pagamos todos. Seguramente si fueran ellos los que tuvieran que pelear cara a cara, los conflictos no serían tales, porque la mayoría son unos cobardes, que se escudan en la defensa de unos falsos ideales para matar.

Y dicho esto, voto por que no existan misiles ni armas que destruyan ilusiones de inocentes. Si debe haber enfrentamientos, que sean entre los que los buscan, entre ellos personalmente, sin ejércitos, sin armas. Eso sí, que lo echen por la tele para que podamos reírnos todos.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>