Published On: Lun, Dic 10th, 2007

Ya llegó la Navidad

Bueno, como cada año, ya tenemos ahí las Navidades, y, como cada año… ¿Se sienten ustedes más felices? Porque yo no, la verdad; me siento exactamente igual. Un poco más perjudicado de salud y eso, pero exactamente igual en general.

Cada vez nos las quieren meter más pronto. Si lo que se conmemora es, supuestamente, el nacimiento de nuestro señor Jesucristo, y todo ese rollo de los Reyes de Oriente y demás, ¿cómo es que desde principios de Diciembre ya estamos todos preparándonos, y con un clima y un ambiente más que festivo? Porque no se engañen, la Navidad ya no comienza el día 24 de Diciembre, que va. La Navidad empieza, oficialmente, el día que aparece en televisión el primer anuncio del Corte Inglés dando el pistoletazo de salida para las compras compulsivas y el gasto desenfrenado. O el de Coca-Cola en su defecto, por no hablar de los anuncios de juguetes, que ya casi desde finales de verano empiezan a minar la voluntad de los más pequeños.

Y ojo, que con esto tampoco quiero posicionarme entre esos mojigatos que predican la austeridad y la vuelta a las tradiciones bíblicas. Ni mucho menos. Que no sienta la Navidad como una época especial no quiere decir que no me guste tener mis días de fiesta, y que pueda aprovechar esto como excusa para pegarme grandes atracones de beber y comer.

Sencillamente es, que mi vida sigue siendo la misma, y los problemas no desaparecen. Y sobre todo, que aquel familiar o amigo al que odio a muerte porque me la ha jugado, no le perdono ni una; y que en cuanto pueda se la voy a meter doblada igualmente, sea Navidad o Agosto. Y eso, a pesar de que cuando lo vea haré el papel de mi vida, y le desearé las mejores fiestas con mi mejor hipócrita cara.

Y si no se puede uno comer unas cigalas o un cochinillo en Nochebuena, pues se hace unas papas a lo pobre con pollo, y en un mes o así que ya habrán bajado los precios, se pega uno el homenaje. De hecho, en mi hogar familiar, la tradición es ya, en lugar de dar el regalo en sí, dar “vales regalo”. Es decir, coge uno su papelito, y escribe: “vale por tal en las rebajas”. Y efectivamente, en rebajas, un regalo de mucha mejor calidad.

Que bueno, esa es otra. No falla. En Navidad, calzoncillos, calcetines, corbata y colonia, es lo que más cae. Que tiempos aquellos en los que uno esperaba con ilusión algún capricho. Ahora se es más práctico. Y con razón. Si quieres algún capricho ahorra y te lo compras tú, que sabes cómo lo quieres y del color que lo quieres, no esperes que te puedan dar uno equivocado.

En fin, sin ánimo de profundizar más, les voy a dar un pequeño consejo. Tanto si quieren vivir las fiestas en su sentido religioso, como si, al igual que a mi, se la trae al pairo, no se dejen llevar por el sentimiento ñoño y comercial de la gente. Disfruten al máximo y aprovechen los días de fiesta, y para hacer los regalos, esperen a rebajas; si hay confianza claro. Y para nochevieja, el mismo vestido o traje del año pasado. O el mismo de todos los años, que para una vez al año nadie nos va a decir nada.

¡Feliz Navidad!



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>