Estas imágenes corresponden al campeonato del mundo de atletismo juvenil de 1992.

Después de verse campeón del mundo, Machuka ve como Haile Gebresellasie le adelanta irremisiblemente y deja salir su frustracióndándole un señor tortazo.

Es divertido ver una reacción así, tan espontánea como poco deportiva, porque en todas estas competiciones se guardan mucho las formas y se sobrelleva siempre la derrota con mucha dignida. Bueno… casi siempre.

Gebresellasie fue luego campeón del mundo y Machuka desapareció consumido por la frustración.

Bofetada de frustración

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here