Los últimos episodios del PSOE, que ahora está en el Gobierno de España, en relación a Cataluña son un ejemplo perfecto de por qué VOX sigue sumando simpatizantes a costa del propio PSOE y del resto de partidos políticos.

Estás más que visto y demostrado que la política de apaciguamiento no ha servido nunca de nada con los partidos nacionalistas: nada de lo que se les ha concedido en cualquiera de los acuerdos alcanzados hasta ahora ha sido suficiente y siempre hay una reivindicación más, una competencia más, una partida presupuestaria, una autopista o lo que sea que se pueda hacer para aumentar la distancia y obtener réditos de las posiciones separatistas. Y si no lo hay, se busca; da igual. La idea de los nacionalistas es separar su comunidad autónoma de España y convertirla en un nuevo país y nada les va a hacer cambiar de idea.

Sin embargo, pensaron los ideólogos del PSOE que llevar el Consejo de Ministros del Gobierno de España hasta Barcelona era buena idea para demostrar algo, no se sabe muy bien qué.

Lo que sí está muy claro es que este traslado del Consejo de Ministros pone muy a las claras que Pedro Sánchez depende de los independentistas para seguir en el Gobierno y no tiene reparos en reconocerlo. Ayer mismo, en el Congreso, los partidos nacionalistas votaron a favor de aumentar el techo de gasto para 2.019, paso imprescindible para que se puedan aprobar unos presupuestos con más gasto y ayer el Presidente del Gobierno le concedía al presidente de la Generalidad de Cataluña una “cumbre bilateral”, cuyo comunicado oficial empieza diciendo

Tras la reunión celebrada hoy entre el presidente del Gobierno de España y el president de la Generalitat de Catalunya y miembros de ambos gobiernos, se señala…

¡Ambos gobiernos! No son dos gobiernos, son distintos escalones de la misma administración del Estado y las constantes concesiones de Pedro Sánchez a los nacionalistas no hacen sino fortalecerlos y darles alas para seguir aumentando la presión, el mambo, para seguir arruinado la convivencia pacífica en Cataluña y su pertenencia a España.

Y estando en estas aparecen los de VOX y dicen alto y claro que esto de las autonomías se nos está yendo de las manos y que hay que eliminarlas. Lisa y llanamante.

Ese mensaje llega diáfanamente a muchos españoles que no soportan ver día a día las humillaciones a las que se somete el Gobierno de España ante los nacionalistas y al que son sometidos los millones de catalanes que no son independentistas y deciden votarle al partido de Santiago Abascal, que es el único que dice que quiere parar en seco esa situación.

Luego, los militantes y cargos socialistas y los de otros partidos que callan (y otorgan) o que directamente comparten esa actitud (como es el caso de Podemos) que no se pregunten por qué la gente, el pueblo, deja de votarles a ellos y le vota a VOX.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here