Borneo: la vida salvaje en Sandakan

Lukor.com

Sandakan está situada en la costa este de Sabah, Borneo malayo. Al oeste tiene una cadena montañosa interior y al este el Mar Sulu. Sandakan es un lugar de ensueño para los viajeros que gustan de la naturaleza y la vida salvaje. Nuestra expedición lo llevará hasta los mundos más atractivos de esta región: la conservación de tortugas en el Parque de la Isla de las Tortugas, el centro de rehabilitación en Sepilok y el Santuario de Vida Silvestre de Kinabatangan. Además lo llevaremos a las cuevas de Gomantong, donde se encuentra la mayor colección de nidos comestibles de aves.

El Parque de la Isla de las Tortugas

Este parque, situado a 40 km. al norte de Sandakan y cerca de la frontera con Filipinas, comprende un grupo de tres hermosas islas tropicales: Pulau Selingan, Pulau Bakungan Kecil y Pulau Gulisan. La superficie total del parque es de 1.740 hectáreas que abarcan las tres islas y los arrecifes de corales y el mar que las rodea.

Pulau Selingan y Pulau Bakungan Kecil atraen a las tortugas verdes para anidar allí, mientras que las tortugas Hawksbill prefieren Pulau Gulisan. No hay razones claras para esta elección. Las tortugas verdes y las Hawksbill llegan a la playa a desovar durante todo el año, pero el mejor momento para visitar las islas es entre julio y octubre, porque en este período acuden más tortugas. De cualquier manera, siempre se pueden ver algunas en cada noche del año.

Las tortugas llegan a las islas después del atardecer. Mientras esperan la puesta del sol y la llegada de las tortugas, los visitantes pueden realizar muchas actividades. Las playas tropicales son ideales para el relax y tomar baños de sol, y el agua cristalina es fantástica para practicar snorkeling o mirar los hermosos arrecifes de coral. El parque es un buen punto para hacer un picnic en las largas horas de sol. También se puede recorrer la isla para ver cuántas tortugas han llegado en las noches anteriores, ya que éstas dejan sus huellas en la arena.

Los guardaparques le informarán sobre el primer punto de avistaje de tortugas. También lo escoltarán para hacer la observación. Verá cómo los cuidadores cogen los grupos de huevos recién depositados y los trasladan a la brevedad a un sitio de incubación protegido para evitar los ataques de animales predadores, especialmente los lagartos monitor. Después del período de incubación los huevos se abren, y las crías son liberadas en el mar. Ésto se hace normalmente en las primeras horas de la mañana o la noche y la liberación tiene lugar en distintos sitios de la isla, también para evitar a los predadores. Cuando las crías son liberadas, instintivamente se dirigen hacia el mar. Una vez que entran al agua las olas las arrastran lejos de la costa y después de varios intentos ellas mismas nadan con fuerza hacia mar abierto. Se espera que las crías sobrevivan las durezas del mar y que un día retornen a la isla.

Centro de rehabilitación de orangutanes de Sepilok

El nativo más famoso de Borneo es el orangután, uno de los animales con más peligro de extinción hoy día. El Centro de Rehabilitación, mundialmente conocido, se encuentra a 25 km. de Sandakan, y data de 1964. Ocupa 43 km2 de selva protegida al borde de la Reserva Forestal de Kabili Sepilok. El santuario trata a los orangutanes que han estado en cautividad y los recupera para la vida silvestre. Este santuario le permitirá entrar en contacto con estos asombrosos animales y contemplar un excelente programa de conservación en pleno funcionamiento. Sin embargo, tendrá que limitarse a transitar por los senderos indicados y no podrá tocar a los animales para evitar que contraigan enfermedades. El Centro también proporciona cuidados médicos para orangutanes huérfanos y otras especies salvajes como los gibones, los rinocerontes y los elefantes.

En su ambiente natural, los orangutanes bebés están con sus madres por seis años hasta que aprenden las habilidades necesarias para sobrevivir en el mundo silvestre, siendo la habilidad de trepar la más importante. Las horas de las comidas son una verdadera fiesta tanto para los orangutanes como para los visitantes. Hay dos comidas al día. En esos momentos, cerca de sesenta orangutanes semisalvajes aparecen desde la fronda y aterrizan en las plataformas de alimentación para tomar sus comidas de leche y plátanos. Una vez que se acaba el alimento, vuelven velozmente a la jungla, aunque en ocasiones algunos regresan para posar ante los últimos visitantes.

Dentro del santuario hay un Centro de Información sobre Educación Natural y un miniteatro, donde puede mirar videos informativos sobre el trabajo del Centro de Rehabilitación.

El Santuario de Vida Salvaje de Kinabatangan

Está sutuado dentro de la planicie del Río Kinabatangan inferior. Cubre un área de 27.000 hectáreas y es uno ee los ecosistemas más ricos de la tierra. Este área es un sitio obligado para los amantes de la naturaleza que quieran vivir una increíble experiencia. Las selvas de la planicie se desarrollan en el área donde el río toca las tierras bajas. Sus rasgos más habituales son los lagos que se forman en las curvas de los ríos, las selvas en los pantanos de agua fresca y las colinas de piedra caliza.

Esta zona de tierras húmedas alrededor del Kinabatangan inferior alberga hábitats acuáticos y terrestres que ayudan a regular la cantidad y calidad de las aguas, así como a mantener las funciones del ecosistema, formando un santuario de fauna y flora ricas y diversas. Tiene la mayor densidad y diversidad de especies silvestres de Malasia. También es uno de los dos sitios en el mundo que cuentan con diez especies de primates, incluyendo los monos proboscidios, en peligro de extinción (endémicos de la isla de Borneo), orangutanes y rinocerontes de Sumatra. Además, el rico santuario también es el hogar de 200 especies de aves y 50 de mamíferos.

La mejor manera de contemplar toda esta vida salvaje es tomar un crucero matinal o vespertino por el Río Kinabatangan, y también por los lagos. Conozca también a los simpáticos pobladores que viven a lo largo del río, en sus típicas viviendas lacustres montadas sobre postes.

Las Cuevas de Gomantong

Estas cuevas, situadas en colinas de caliza alrededor del bajo Kinabatangan, se han hecho famosas por la cantidad de nidos comestibles de pájaros que albergan. Estos nidos son conocidos por sus propiedades medicinales entre la comunidad china local, y se recolectan con instrumentos de ratán y bambú, disponiéndolos en escaleras que cuelgan más de 30 m. por encima del suelo de la cueva.

Después de la recolección, estos nidos se sumergen en agua para quitarles el barro y las plumas, dejándolos limpios. Luego se venden a la comunidad china local o se exportan a muchos lugares del mundo. Los recolectores de nidos pueden ganar mucho dinero y, como consecuencia, la recolección está rígidamente controlada por un sistema de licencias.
Otros articulos