El regreso de la carabela Niña

Europa Press

La localidad onubense de Moguer conmemorará hoy jueves el 515 Aniversario del Voto Colombino de Santa Clara y del regreso de la carabela Niña a la ciudad tras el descubrimiento del Nuevo Mundo, según informó el Ayuntamiento moguereño en un comunicado de prensa.

Aunque el aniversario es el día 16 de marzo, al coincidir esta fecha con el Domingo de Ramos la conmemoración en el monasterio de Santa Clara se ha adelantado para rememorar el Voto que cumplió Cristóbal Colón pasando una noche en vela y oración en el cenobio moguereño, dando gracias por haberse salvado las carabelas descubridoras de una gran tempestad que amenazaba con hacerlas zozobrar a la altura de las Azores.

El acto contará con la destacada presencia de la directiva de la Real Sociedad Colombina Onubense, la corporación local encabezada por el alcalde, Juan José Volante, así como varias autoridades civiles y militares de la provincia que rendirán también homenaje a los navegantes moguereños que, con la familia de los Niño como principal referencia, participaron en la gran gesta del descubrimiento.

Tras la intervención de bienvenida a cargo del primer mandatario moguereño, el reverendo José Antonio Díaz-Roca oficiará una misa de Acción de Gracias en el transcurso de la cual se realizará la rememoración del Voto escenificada por el presidente de la Colombina, José María Segovia, y el alcalde de Moguer.

A continuación, autoridades y público se desplazarán hasta el monumento a Colón y a los descubridores moguereños que preside la Plaza de las Monjas, donde Volante y Segovia depositarán una corona de laurel. Ya de nuevo en el templo, será el cuarteto de Clarinetes de la Escuela Municipal de Música de Moguer el encargado de poner colofón a la jornada conmemorativa.

EL MOGUER COLOMBINO.

Hace cinco siglos Moguer era un centro económico y comercial de primer orden en toda la comarca, que contaba con casi 5.000 habitantes. La entonces señorial villa de Moguer disponía de muelle de carga, calzada hasta la ribera del Tinto, varadero, astilleros y una alota que, junto a la de Huelva, era la mayor del litoral onubense.

En este ambiente de gran actividad comercial y marinera se construyó y botó en el muelle de la Ribera la carabela Niña y se fraguó la participación moguereña en el viaje colombino, una empresa en la que participaron decenas de navegantes que se enrolaron en la aventura de la mano de los hermanos Niño, Juan, Pedro Alonso y Francisco, propietarios de la carabela y miembros de una de las familias más influyentes de la villa.

Luego tomarían parte en los viajes de exploración y colonización Cristóbal Niño, que fue maestre de la carabela Cardera, y otros muchos moguereños como Alonso Vélez de Mendoza, repoblador de la isla de Santo Domingo; Bartolomé Ruiz de Estrada, descubridor y navegante del pacífico; el franciscano Quintero, que participó con Hernán Cortés en la expedición a México, o Diego García de Moguer, que acompañó a Magallanes en el primer viaje que se realizó alrededor del mundo.
Otros articulos